Monthly Archives: February 2006

Widened urban-rural gap seen in 2005

The per capita net income of Chinese farmers was 3,255 yuan in 2005, while the disposable income of urban dwellers was 10,493 yuan, 3.22 times over the former.
This is learned from Chen Xiwen, deputy director of the Office of Central Financial Work Leading Group, Wednesday at a press conference held by the State Council Information Office on the building of a new socialist countryside.
The gap between urban and rural areas continued to widen.
Chen said that China’s grain output rebounded to 484 million tons in 2005, which is still insufficient. Moreover, the shortages of farmland and water resources have both increasingly restrained agricultural development.
“As a matter of fact, nearly 200 million farmers have been out of countryside due to the labor flow and changes in administration”, said Chen Xiwen. With the advancement of a new countryside, the number of farmers will continue to fall.

By People’s Daily Online

Advertisements

Widened urban-rural gap seen in 2005 The pe…

Widened urban-rural gap seen in 2005

The per capita net income of Chinese farmers was 3,255 yuan in 2005, while the disposable income of urban dwellers was 10,493 yuan, 3.22 times over the former.
This is learned from Chen Xiwen, deputy director of the Office of Central Financial Work Leading Group, Wednesday at a press conference held by the State Council Information Office on the building of a new socialist countryside.
The gap between urban and rural areas continued to widen.
Chen said that China’s grain output rebounded to 484 million tons in 2005, which is still insufficient. Moreover, the shortages of farmland and water resources have both increasingly restrained agricultural development.
“As a matter of fact, nearly 200 million farmers have been out of countryside due to the labor flow and changes in administration”, said Chen Xiwen. With the advancement of a new countryside, the number of farmers will continue to fall.

By People’s Daily Online

Geopolítica del agua embotellada

Aquest article del Foreign Policy l’he trobat molt, molt bò. Pensava penjar un extracte, però és que tot ell és del màxim interès. L’hauria pintat de colors… però espero que l’Oriol m’expliqui com s’ho fa… Això sí, l’he tunningejat una miqueta (gràfics, fotos, més fonts, negreta etc,.)

Aquí va el text:

La mitad del planeta bebe agua insalubre o contaminada. La otra mitad derrocha y menosprecia el líquido de sus grifos. En ambos mundos, las empresas del agua embotellada quieren sacar provecho. Y, a pesar del gran coste comparativo que supone frente al agua corriente, su consumo crece en algunos países en desarrollo hasta un 15% anual. Natalia Herráiz

FOTO: CORTESÍA DE AFP/contacto

Eau de Paris no es, a pesar del glamour que destila su nombre, un perfume fabricado en la capital francesa. Es sólo una botella de cristal vacía, pero de diseño, lanzada en marzo de 2005 por el Ayuntamiento parisino para recordar que el agua del grifo de la ciudad no tiene nada que envidiar a Evian o Perrier, las marcas preferidas del país, y resulta mil veces más barata. La idea se le ocurrió a Anne Le Strat, responsable de la compañía municipal de abastecimiento de agua, al enterarse de que la mitad de sus habitantes la bebían en botella.

Mover un dedo y obtener (o desperdiciar) 12 litros de agua potable por minuto es un sueño para millones de seres humanos. A pesar de que la mayoría disfruta de ese lujo, los españoles beberán en 2006 unos 140 litros del preciado líquido en botella. Mientras, en Etiopía, cada mañana, miles de niñas caminarán durante horas para llevar a sus familias la cantidad imprescindible para sobrevivir.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de mil millones de personas no disfrutan de agua potable segura -un derecho reconocido por Naciones Unidas, entre otras instituciones-, lo cual les condena a la pobreza y la enfermedad y elimina de raíz sus esperanzas de desarrollo. Antes de que los ciudadanos del sediento Tercer Mundo hayan cruzado las puertas del paraíso del grifo y la cisterna, los envases de agua, omnipresentes en Europa desde hace décadas, y más recientemente en EE UU, se están introduciendo en sus vidas con toda la fuerza de multinacionales como Nestlé o Danone. Lo que, a primera vista, parece un negocio inocente y sin interés puede tener consecuencias de gran envergadura para todos. El coste, los daños medioambientales y los deficientes controles de calidad, en muchos lugares del planeta, hacen que la preocupación de Anne Le Strat sea global. “Incluso donde están reguladas, las plantas embotelladoras están peor vigiladas que las otras industrias alimenticias y las canalizaciones públicas”, sostiene Peter Gleich, coordinador de The World’s Water 2004-2005 y uno de los mayores expertos en la materia.

“En cuestión de 30 años el agua embotellada ha pasado de no ser prácticamente nada a que se hable de ella como la segunda o tercera mercancía que más dinero mueve en el mundo, después del petróleo y el café”, asegura Chris Middleton, director de la consultora australiana de marketing de bebidas Fountainhead. El resultado es que los habitantes del planeta beben 148.000 millones de litros anuales, según Nestlé, alrededor del doble que en 1996, y se gastan unos 84.000 millones de euros cada año, según Gleich.

BALLENAS Y ‘PEZQUEÑINES’
Este boom es, ante todo, un éxito de marketing, de acuerdo con el estudio de Catherine Ferrier Agua embotellada. Entender un fenómeno social, encargado por World Wide Fund for Nature (WWF) en 2001. Las campañas han convencido a muchos occidentales de que el agua mineral es de mejor calidad, más sana y que, además, supone ascender un peldaño en la escala social. Por ello, no es de extrañar que gigantes de los alimentos y bebidas como Nestlé, Danone, Coca-Cola y Pepsi lideren las ventas. “Dominan la producción, la distribución y la comunicación con el consumidor. Éste es un mercado de pocas ballenas y muchos pezqueñines”, dice Middleton.

La suiza Nestlé Waters copa alrededor del 17% del mercado mundial, con 27.600 empleados y 77 marcas, entre ellas las francesas Perrier y Vittel y las italianas San Pellegrino y Acqua Panna, que casi monopolizan los restaurantes italianos del mundo. Danone le pisa los talones, con algunas de las marcas más rentables, como Evian (la marca mineral más vendida del planeta) o Wahaha (“el niño sonriente”), una de las favoritas de los chinos.

Aunque el crecimiento más acelerado del fenómeno se da en Suramérica y Asia, el mayor mercado nacional es el estadounidense, donde cada ciudadano bebe unos 85,5 litros al año, una afición sólo superada por su obsesión por los refrescos, de los que puede ingerir el doble. Sorprendentemente, sus marcas preferidas (Aquafina, de Pepsi, y Dasani, de Coca-Cola, según la Beverage Marketing Corporation [BMC]) no contienen agua mineral natural (de origen subterráneo profundo y mineralización constante) ni de manantial (de mineralización variable), sino potabilizada, también llamada “preparada, tratada o purificada”, que puede proceder, incluso, de la red pública. Nada que ver con el paladar europeo. Cuando se descubrió en 2004 que Coca-Cola comercializaba en el Reino Unido agua del grifo, se levantó un gran revuelo en el Viejo Continente.

La costumbre de beber agua en botella está muy arraigada en Europa, y por ello es la región donde menos crece su consumo. Los europeos se beben el 29,5% del líquido que se envasa en el mundo, unos 64 litros anuales por persona, aunque casi el doble en sus Estados más ricos. Aun así, en los últimos 10 años las ventas se han duplicado en España, el cuarto país del continente en consumo por habitante, detrás de Italia, Alemania y Francia, según los datos más recientes de los que dispone la Asociación Nacional de Empresas de Aguas de Bebida Envasadas (ANEABE), que se refieren a 2004. Aquel año, cada español bebió, según esta organización, 120 litros, alrededor de 5.200 millones de litros en total. Las últimas cifras publicadas por la consultora de bebidas Canadean son otras: España fue en 2004 el tercer mercado de Europa por consumo, con muchas posibilidades de pasar al segundo puesto, y cada persona adquirió 136 litros.

Un puñado de empresas se reparten cerca del 40% del mercado español (según cálculos a partir de las cifras aportadas por algunas de las organizaciones): Danone (en cabeza, con Font Vella y Lanjarón), seguida de la suiza Nestlé Waters (con Perrier, Vitel y Viladrau, y, sobre todo, Aquarel, cuya facturación se ha incrementado en un 5,5% desde 2002, hasta 22,2 millones de euros), el Grupo Pascual (Bezoya) y el Grupo Vichy Catalán (Vichy, Mondariz, Malavella…). Coca-Cola quiere popularizar Aquabona, y Pepsi aspira a seducir con Aquafina, un agua preparada, pero Font Vella no se deja alcanzar y mantiene el liderazgo indiscutible, con una cuota de mercado del 16,2% y una facturación neta de 187 millones de euros, según fuentes de la empresa.

A diferencia de EE UU, la inmensa mayoría de los españoles sigue exigiendo agua mineral natural. Además, como la mayoría del planeta -salvo Europa del Norte y del Este-, la prefieren sin gas, en un 95%. Y si en Alemania o Austria la compran en botella de cristal retornable, debido a las medidas públicas a favor del reciclaje, España prefiere el plástico. Un detalle: al contrario que Italia o Francia, la producción española se centra (un 99,8%, según ANEABE) en el consumo interno, que crecen a un ritmo anual del 8%. Font Vella y Nestlé Waters afirman que sus productos no se exportan, mientras Vichy Catalán no ha querido facilitar datos al respecto para este artículo.

Una vez que las ballenas se han consolidado en Europa y EE UU, sus esfuerzos se concentran en el Tercer Mundo, donde introducen sus marcas purificadas y adquieren las locales. Una estrategia que Nestlé ha seguido incluso en Cuba, donde ha comprado Ciego Monteiro y Los Portales.

El mercado asiático crece a un ritmo vertiginoso: las ventas se duplicaron entre 1997 y 2002, y ya supone el 22,7% del total, según la BMC. La contaminación de los recursos hídricos, como el vertido químico que privó de oro potable a los habitantes de la ciudad china de Harbin durante cinco días el pasado noviembre, o el de diciembre en Sahoguan, en el sur del país, es un acicate más para la expansión del agua embotellada en los países en vías de desarrollo. El gigante asiático se ha convertido en el tercer mayor consumidor, con unos 10.000 millones de litros anuales. Por ahora, esto sólo significa una media de ocho litros por persona, pero si los 1.300 millones de chinos quisieran imitar a los españoles, beberían en total más de 150.000 millones de litros al año, es decir, más que el resto del planeta hoy. Es difícil imaginar los montones de plástico desechado que eso supondría para el medio ambiente. Afortunadamente, esta situación es aún consumo-ficción.

Futuro de maíz

“Los envases, tanto si son de vidrio como de plástico, deben hacer varios ciclos y permanecer el mayor tiempo posible en circulación”, afirma Leticia Baselga, de Ecologistas en Acción, organización que está intentando establecer en Barcelona un programa de retorno de garrafas de plástico de entre cinco y ocho litros, en colaboración con la Agencia de Residuos de Cataluña.

Cada año se emplean 1,5 millones de toneladas de plástico para envasar agua en todo el mundo, pero sólo se recicla el 20%, lo que, para muchos defensores del medio ambiente, es insostenible. A día de hoy, el reciclaje es una buena alternativa, pero en el futuro el maíz puede ser la solución. Biota, una marca de agua de manantial de Colorado (EE UU), utiliza envases compostables fabricados a partir de maíz, que se descomponen fácilmente en agua, dióxido de carbono y material orgánico. De momento, el año pasado ganó el premio al mejor envase y diseño de la Asociación Internacional de Agua Embotellada, y se anuncia como “una empresa que cuida el planeta”. -N.H.

LUCHA DE TITANES
“Si las guerras de este siglo se libraron por el petróleo, las del siglo XXI se combatirán por el agua”, vaticinó en 1995 Ismail Serageldin, vicepresidente del Banco Mundial. Un género especial de estas guerras del agua se libra ahora entre los grandes conglomerados en el mercado de la sed de los países más pobres.


Negocio gigante: agua envasada para los nueve millones de habitantes de Harbin (China) en 2005.

En Indonesia, sólo el 15% de los hogares están conectados a una red de abastecimiento de agua potable, según el Programa Conjunto de Supervisión de la OMS y Unicef. Y sin embargo, o precisamente por ello, es el segundo mayor consumidor de agua envasada del continente y el séptimo del planeta. En ese archipiélago, Danone controla el 75% del grupo Aqua, propietario de la primera marca de agua purificada. Nestlé y Coca-Cola ya controlan juntas el 68% de la segunda empresa del sector, según Kenth Kaerhoeg, director de Comunicación de Coca-Cola Asia.

India, que en pocas décadas tendrá más habitantes que China, es otro caramelo para las multinacionales. Saben que el agua envasada todavía no es una bebida mayoritaria en la mayor democracia del mundo, pero sí la que más crece, debido a la mala calidad del agua del grifo y a pesar de que cada metro cúbico cuesta unos 240 euros. Según la prensa nacional, tanto Nestlé como Danone intentaron comprar la marca líder, Bisleri, pero las negociaciones no dieron fruto, aunque las multinacionales no han querido confirmarlo ni desmentirlo. Y en 2002, Kinley, de Coca-Cola, se había hecho con el primer puesto en cuanto a venta individual. “Con una cuota de mercado superior al 25% en el mercado indio de venta al por menor, se ha revelado como una marca extremadamente fuerte en todos los mercados urbanos”, sostiene Kaer- hoeg. Además, está pisando fuerte en el sector con más expectativas, los grandes envases para domicilios y oficinas, a través de una agresiva estrategia de compra de marcas locales, según la prensa nacional.

AGUAS TURBULENTAS
Peter Gleich ve peligros en este desembarco: “Temo que la disponibilidad de agua envasada como alternativa al agua limpia y segura municipal frene las presiones internacionales para proporcionar agua segura a todos los seres humanos (…). Por coste, por controles y por equidad [el agua embotellada] no debe dejar de ser una solución temporal y nunca debe sustituir al suministro público, porque quienes más problemas de acceso tienen, los países pobres, se verían obligados a pagar precios inflados por un agua proporcionada por vendedores privados o empresas de agua envasada”.

En 1998, Nestlé lanzó en Pakistán la línea Pure Life, un agua purificada para los países en desarrollo, que se comercializa desde Argentina y Brasil a Vietnam, pasando por Egipto, Uzbekistán, Indonesia o China. La propia empresa reconoce que “el agua tratada está disponible sobre todo en Asia, América Latina y Oriente Medio, donde su desarrollo está relacionado con las dificultades de acceso a los recursos naturales, junto con el enorme crecimiento de la urbanización”. De hecho, más de la mitad del líquido que se vende en botella en el planeta es purificado, no mineral, según la Unesco.

En la frontera de EE UU con México, los niños no beben agua corriente, sino coca-cola, pero el país latinoamericano consume más agua envasada por persona que la mayoría de europeos. En Brasil y Venezuela el consumo aumentó un 15,4% y un 12,8%, respectivamente, entre 1999 y 2004, según la BMC.

En Latinoamérica (donde se han producido duros conflictos entre la población y las empresas concesionarias del agua corriente), la actividad de las multinacionales del agua embotellada no ha estado exenta de conflictos. Por dar sólo un ejemplo, en Brasil, Nestlé ha sido acusada por la organización ecologista brasileña Ciudadanía por las Aguas de sobreexplotar el Parque de São Lourenço, desmineralizar el líquido original para fabricar Pure Life y saltarse las leyes. La empresa siempre lo ha negado.


FOTOS: CORTESÍA DE VOSS, LANDOR Y WAWALI BARCELONA

Bebedores de élite

En Europa y Estados Unidos, la gran paradoja es que, aunque las redes públicas nunca han sido más seguras, los consumidores aceptan pagar miles de veces más por una botella de agua mineral. En 2003, cada metro cúbico (1.000 litros) de agua embotellada costaba en España unos 340 euros, según el informe de Gleich The World’s Water 2004-2005, mientras la misma cantidad del grifo cuesta alrededor de 1,5 euros. En Italia ya superaba los 800 euros en 1999. En California (EE UU), se acercaba a los 900 euros en 2003, mientras la del suministro público no llegaba a 50 céntimos.

Las envasadoras no venden sólo un líquido para la sed, sino un recipiente, que es mucho más caro que el contenido. “Como mínimo, el 90% del coste real de una botella de agua en una tienda se debe a elementos distintos al agua: embotellado, transporte, marketing, distribución…”, sostiene Catherine Ferrier.

“El mercado español de aguas de lujo está aún por desarrollar”
, asegura Steve Rowe, gerente de Wawali, que aspira a “proporcionar a los consumidores sobrados motivos para unirse a la emergente cultura del agua”. Esta empresa de Barcelona comercializa marcas “súper premium, premium y especiales”, a través de establecimientos gourmet, balnearios, tiendas de diseño, moda o restaurantes de lujo.

Una de ellas es la neozelandesa Antipodes, cuyo nombre pretende evocar no sólo el otro lado del planeta, sino la inmersión en “otro mundo”, según Simon Wooley, portavoz de la envasadora. No puede venderse en supermercados. “El diseño y el modo de distribución son ejemplos primordiales de por qué Antipodes es diferente”, añade. La botella de un litro podría probarse por unos 7,50 euros, al menos ése es el precio recomendado por el productor. Una botella de la francesa Chateldon puede salir algo más barata, unos cinco euros.

Es de esperar que pronto se podrán degustar en los bares de aguas, locales donde se sirve casi únicamente esta bebida, pero aún no han desembarcado en España. El bar de la tienda Colette, en París, ofrece 90 productos distintos, seleccionados por el diseño de su envase o la originalidad del contenido. Por ejemplo, Cloud Juice, que contiene en cada botella 7.800 gotas de agua de la isla australiana de Tasmania y cuesta unos ocho euros. Aqua Bar en Tokio, o 2 West, en el hotel Ritz-Carlton de Nueva York, con vistas a la Estatua de la Libertad, son otros ejemplos de cómo se puede transformar una necesidad vital en un placer, en una exhibición de estatus… y en un negocio muy lucrativo, en el que los márgenes de beneficio se acercan al 25%. -N.H.

Y no hay que olvidarse de África, el continente con mayor escasez de agua dulce. Tras comprobar que el consumo de estas botellas había crecido un 15% entre 2001 y 2003, Coca-Cola introdujo Dasani en Ghana y Kenia, mientras Nestlé ya comercializa Pure Life en Egipto y Suráfrica, y el pasado mayo creó una sociedad con el grupo distruibuidor de la Mecca Cola, propietario de la la segunda marca de agua de Argelia. “Argelia jugará un papel muy importante en nuestra estrategia de desarrollo en África y Oriente Medio”, afirma la empresa suiza. “Con (…) perspectivas de crecimiento de dos dígitos en el consumo, representa un verdadero transmisor de crecimiento que debería permitir [a la empresa] desarrollar sus posiciones en el norte de África”. Aunque en las regiones más pobres del continente, salvo para turistas y expatriados, el choque se librará, con mayor probabilidad, por el agua importada en grandes cantidades o por el suministro de tanques de agua potable.

Mientras, en Occidente, los expertos en técnicas de ventas han sabido aprovechar la preocupación por la vida sana, el colesterol y el sobrepeso. Sin embargo, la OMS “no tiene pruebas convincentes que sustenten los efectos beneficiosos (…) de las aguas minerales”. Incluso algunas sustancias contaminantes son más difíciles de controlar en la botella que en el grifo. Pero los consumidores lo ven de otra forma. Los estudios de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) muestran que algunas personas prefieren el agua embotellada por sabor, pureza y salud. Es cierto que las aguas minerales que se comercializan en España son de buena calidad y están libres de contaminantes, pero “sólo unas pocas marcas pueden tomarse para aliviar algunas dolencias”.

El futuro en los países más desarrollados son las aguas reforzadas -que pueden incluir vitaminas, aromas, sabores e incluso oxígeno extra- y las de lujo. Y si preocupa tanto la salud, ¿por qué iban a beber las mascotas agua del grifo? Marcas como Purely Pets H20 o Pet Pure solucionan el problema.

Hasta ahora, el ‘marketing’ ha triunfado en Occidente, pero la industria tiene un reto por delante: asegurarse la lealtad de los consumidores en las crisis económicas

Hasta ahora, el marketing ha triunfado, y en algunos restaurantes españoles ya se ofrece una carta de aguas junto con la tradicional de vinos. Pero la industria tiene aún un reto por delante: asegurarse la lealtad de los consumidores durante las crisis económicas. “¿Estarán dispuestos a pagar un extra por un bien que pueden obtener casi gratis?”, se pregunta Chris Middleton. Mientras, algunos hacen campañas contra esta moda. Neau, que en inglés se pronuncia como no, es una botella pequeña de plástico que esconde un mensaje escrito: “Take Neau for an answer” (Responde bebiendo Neau o di no al agua embotellada). Con este juego de palabras, su promotora, una fundación holandesa, persigue un doble objetivo: concienciar a los ciudadanos del problema global del agua, animándoles a disfrutar del lujo de un suministro público de gran calidad, y financiar, con los ingresos, diversos proyectos de mejora de las infraestructuras de abastecimiento de agua potable en el Tercer Mundo.

Més informació interessant sobre aigua i conflictes:
La guerre de l’eau,
The World’s Water
, The Water Page, Unesco,

Mentre no es conecta en Lluc, una noticia de Japó

Koizumi choca con el escándalo Livedoor

El joven empresario modelo del Gobierno nipón, Takafumi Hoire, resultó ser un estafador


RAFAEL POCH – 22/02/2006
Corresponsal. Pekín

La imagen de Junichiro Koizumi como el san Jorge decidido a desburocratizar su partido y matar al dragón del excesivo gasto público japonés mediante su “reforma estructural” de corte anglosajón ha hecho aguas con un inesperado escándalo que salpica desde enero no sólo al primer ministro, sino también a su mano derecha económica, Heizo Takenaka. Takafumi Hoire, de 33 años, creador de la compañía de internet Livedoor, fue detenido en enero por un cúmulo de estafas que iban desde compras ficticias de empresas que ya le pertenecían hasta manipular información financiera e inflar resultados financieros de sus empresas para aumentar el precio de las acciones. La oposición acusa también a Hoire de haber pagado al hijo de un ayudante de Koizumi 256.000 dólares (alrededor de 215.00 euros al tipo de cambio vigente) en concepto de “gastos de asesoramiento electoral”. El viernes, un tribunal de Tokio desestimó una petición para poner a Hoire en libertad bajo fianza. En la investigación han salido a relucir unos vídeos en los que Hoire, un individuo regordete y grasiento que conduce un Ferrari y vive en el selecto barrio de Ropongi, aparece bailando semidesnudo, afirmando que su empresa será la primera del mundo, o explicando, en un bar de alterne, cómo llegará a ser primer ministro gastándose 4.000 millones de yenes para comprar votos. No sería nada si no fuera porque este “joven talento”, un típico estafador que hizo una rápida fortuna en bolsa por procedimientos manifiestamente turbios, fue presentado por Koizumi y Takenaka como modelo del “nuevo empresario joven”, e incluso lo metieron en las listas de su partido en las últimas elecciones para desbancar a un respetable político de su mismo partido. En un mitin celebrado en Hiroshima, Takenaka llegó a afirmar que Hoire, él y Koizumi reformarían el sistema financiero japonés. Que los dos líderes promocionaran a un estafador de esta manera no ha hecho sino poner en riesgo su propia imagen. Takenaka, que, como Koizumi, ha sido presentado por los medios globales anglosajones como un genio, sin duda por su apego a las recetas neoliberales, fue en los años noventa un apologeta de las nuevas tecnologías y la nueva economía. En este terreno, los resultados de Koizumi son igualmente ambiguos. Si de la imagen del primer ministro se quita lo externo, su manera directa y poco ceremoniosa de dirigirse a la gente, su vestimenta ocasionalmente informal y su pretendido encanto, lo que queda son cinco años de estancamiento económico, coronados por una recuperación, que, en gran parte, se deriva del dinamismo de China: precisamente China, el coloso demográfico al que el primer ministro Koizumi no hace más que irritar y ofender con su actitud autista de visitas al santuario de Yasukuni, donde están representados, entre todos los caídos por la nación, los criminales de guerra, asesinos de chinos. La promesa de Junichiro Koizumi al llegar al poder, hace cinco años, de que reduciría la deuda de 30.000 millones de yenes en bonos del Tesoro, ha quedado en nada. Hoy la deuda sigue siendo la misma. Respecto a la deuda general nacional, asciende hoy a 900.000 millones de yenes. Su gestión dentro del partido gubernamental ha sido igualmente ambigua; dictatorial, purgando a gente honesta y válida, y ascendiendo, en la última remodelación de octubre tras la aplastante victoria de septiembre, a halcones nacionalistas como Shinzo Abe y Taro Aso, que auguran lo peor. En política exterior deja la peor relación con China en treinta años y un militarismo interno con provocaciones cada vez más directas hacia el avispero de Taiwán. Junichiro Koizumi, que debe retirarse en septiembre, quiere que Shinzo Abe sea su sucesor, pero quizá este escándalo no sólo comprometa su artificial imagen de san Jorge victorioso, sino también su voluntad de perdurar en el tiempo a través de un sucesor designado capaz de empeorar, todavía más, las cosas.

Article original a La Vanguardia

Per publicar un paper

Algú em va presentar ja aquest recurs, i si va ser algú de vosaltres, ho sento per tornar-lo a citar… però si no el coneixeu, és una bona oportunitat per publicar textos, en un butlletí amb 300 mil subscrits (segons l’organització, 200 segons la guàrdia urbana), que té una secció dedicada a Àsia Oriental, on ja hi ha autors importants del nostre ram.

No us el perdeu, no tant pel contingut (en bona part, fa olor de refregit), sinó per la oportunitat que presenta per poder publicar textos en un entorn seriós, si és que hi esteu interessats.

Hi col·laboren entre d’altres, Casa Àsia i la UB.

Enllaç al Programa de Altos Estudios Universitarios.

Article de l’Elcano sobre els EEUU i l’Iran

Acabo de llegir aquest article que s’ha penjat recentment com a ARI a l’Elcano. Indubtablement, és pragmàtic i força clar. Val la pena fer-li una ullada, ja que trobo que l’encerta en moltes qüestions…

Tot i això però, no estic tant segur amb l’afirmació que fa un moment donat, de que el poble iranià sigui proamericà… Més enllà del que pugui representar els EEUU a nivell simbòlic…. i ni així…. més aviat crec que son prodemocràcia promodernització, prollibertat sexual… però sobretot i abans que res, terriblement orgullosos del seu país (que adopta l’Islam amb característiques perses, la modernitat amb característiques perses…. ).

Sobretot però, si que són gent amb nes ganes de disfrutar tremendes, després de tants anys de patiment… (la història de l’Iran és un veritable mar de llàgrimes…).

El tema del suport a un canvi de règim, sens dubte que cal seguir-lo.

Els ciutadans no tenen la força ni les ganes de portar-lo a terme, i estan en bona mesura, i com han fet tradicionalment, en un estat de passivitat sumisa, que només pot esclatar de manera sobtada, però imparable. La reforma interna del sistema es troba en un atzucac. I a nivell personal, (i sense que se’m pugui tirar en cara en algun dels sopars, je,je… ) n’hi ha que intuïm que l’Irak té molt a veure amb l’Iran (les ADM resulta que estaven a Esfahan, ves per on!) i el possible paper dels kurds (i d’altres minories iranianes, no tant minoritàries i separades del poder i malcontentes, en aquest canvi de govern.

Seria tant agosarat, vincular la guerra d’Irak a la única potencial amenaça iraniana a Israel, que alguns autors interpreten com un Estat més els EUA, pel que fa a la Defensa i el finaçament per part del Govern dels EUA? No crec que sigui trivial…. si hi ha ganes, es pot discutir el tema… Desperta ferro!

¿PUEDE EL MULTILATERALISMO PONER FIN AL ENFRENTAMIENTO NUCLEAR CON IRÁN? (ARI)
ARI Nº 13/2006 (Traducción del inglés) — Análisis
Soeren Kern ( 14/2/2006 )

Resumen: En una sesión de emergencia celebrada el 4 de febrero, el órgano decisorio –compuesto por 35 países miembros– del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) votó remitir el informe sobre la cuestión nuclear iraní al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. La medida, que marca un importante punto de inflexión en la diplomacia internacional con respecto a Irán, inicia un proceso que podría desembocar en la imposición de sanciones contra dicho país si Teherán no logra convencer al mundo de que su programa nuclear tiene fines únicamente pacíficos. La decisión de remitir el caso al Consejo de Seguridad refleja el acuerdo alcanzado entre bastidores por los EEUU, el Reino Unido y Francia –que desean una acción inmediata sobre Irán– y Rusia y China –que prefieren esperar–. En consecuencia, el Consejo de Seguridad no decidirá ninguna acción concreta hasta principios de marzo, a fin de conceder a Irán un período de gracia de un mes en el que cumplir las exigencias de la OIEA. En cualquier caso, no existe la certeza de que el –a menudo impredecible– Consejo de Seguridad sea capaz de impedir la necesidad de una acción militar para corregir el rumbo de Teherán y convertir así a Irán en un perfecto ejemplo del multilateralismo efectivo.

I alguns fragments seleccionats:

“Los EEUU y un número cada vez mayor de países creen que Irán está empleando su programa nuclear civil como tapadera para fabricar armas nucleares. Estas sospechas se vieron reforzadas cuando el OIEA hizo público el pasado 31 de enero un alarmante informe de cuatro páginas que sugería que Irán trabajó en el diseño de cabezas nucleares como parte de un programa secreto conocido bajo el nombre en clave de Proyecto Sal Verde (nombre dado al tetrafluoruro de uranio, un precursor empleado en la fabricación de armas nucleares).”

“Aproximadamente un 85% de los estadounidenses considera a Irán una amenaza para EEUU, según un sondeo de Gallup publicado el pasado 27 de enero. En general, el 80% de los estadounidenses considera que Irán está intentando desarrollar sus propias armas nucleares. En otro sondeo realizado por Fox News, prácticamente la mitad de los estadounidenses afirmaban que Irán representa hoy en día una amenaza superior a la representada por Irak antes de la invasión estadounidense del país. Y según el último sondeo de Washington Post-ABC News publicado el pasado 31 de enero, siete de cada diez estadounidenses apoyarían el empleo de sanciones económicas internacionales para evitar que Irán desarrollara armas nucleares. Además, una cifra sorprendentemente elevada de estadounidenses declara que apoyaría acciones militares por parte de EEUU para evitar que Teherán logre fabricar una bomba nuclear. En un sondeo de Los Angeles Times-Bloomberg publicado el pasado 27 de enero, el 57% de los estadounidenses declaró que apoyaría el bombardeo de las instalaciones nucleares de Irán.”

“El senador republicano John McCain, que probablemente se presente a la Presidencia en 2008, declaró que Irán constituye el “mayor desafío individual desde el fin de la Guerra Fría, aparte de la guerra general contra el terrorismo, y la que con menos opciones nos presenta”’

“De hecho, a un número creciente de estadounidenses les preocupa la seguridad de Israel. En un sondeo del Pew Research Center en EEUU, publicado el 7 de febrero, el 72% de los entrevistados declararon creer que si Irán desarrollara armas nucleares probablemente atacaría a Israel. Así, ante una presión política a nivel interno cada vez mayor, el 1 de febrero Bush se convirtió en el primer presidente estadounidense de la historia en decir inequívocamente que EEUU defendería a Israel en caso necesario, al declarar: “Israel es un firme aliado de EEUU. Saldremos en su defensa en caso de ser necesario”’

“La paradoja de Irán es que su pueblo probablemente sea el más proamericano de Oriente Medio. El 70% de los iraníes tienen menos de 30 años y apenas recuerdan la ira que terminó dando lugar a la teocracia islámica antiamericana en 1979. Además, la incapacidad del régimen revolucionario de cumplir sus promesas de libertad política y prosperidad económica ha generado una sensación de frustración entre la juventud iraní. La mala gestión del gobierno, la inflación crónica y el desempleo están volviendo a los iraníes contra su propio régimen, y con ello, contra su antiamericanismo. En una encuesta reciente, cerca de las tres cuartas partes de los iraníes entrevistados declararon que les gustaría que su gobierno restaurara el diálogo con EEUU”

Tot i això: “Una postura tan inflexible cuenta con atractivo populista. De hecho, la mayoría de los iraníes cree que Irán debería tener derecho a disponer de tecnología nuclear”

Finalment: “En un discurso ante el American Enterprise Institute, el senador republicano Sam Brownback solicitó el pasado 2 de febrero que se multiplicase por diez la ayuda estadounidense, hasta los 100 millones de dólares, para apoyar el cambio democrático y los derechos humanos en Irán, declarando: “El cambio de régimen puede producirse desde dentro de Irán y confío en que el pueblo iraní pueda defender su propio futuro en cuanto se le dé la mínima oportunidad”’

(segueix…)

Tots són iguals?


Us semblen iguals els coreans, japonesos, xinesos… tal i com diu la pàgina web All look the Same?, the difference is in the eye of the beholder.

Realitzeu el test i a veure que us sembla.