¿Super-ministerios o super-misterios?

“If even the best tea goes through six layers of filters, then in the end all you get is bottled water,” decía Mao en referencia a la sobre-burocratización.
La reforma burocrática anunciada por Wen ayer, pero que lleva debatiéndose desde noviembre, no parece que vaya a ser más importante a nivel organizativo y de funcionamiento, que las otras y en especial la útlima del 2003, sin embargo si que puede mostrar una lucha de poder importante en el seno del gobierno y el partido.
Xinhua explica la reforma hacia un sistema de grandes ministerios (dabuwei tizhi), que a primera vista parece que tiene características continuistas con la re-centralización y re-concentración, para intentar así tener un mayor control y coordinación de los procesos y tareas de la siempre difícil y opaca burocrácia china. En ChinaDaily podemos leer esta expliación:

After China started economic reforms in the late 1970s, the administrative had to adjust to a fledgling market economy. The administrative has undergone five major restructures since 1982. One of the common missions was to streamline the administrative according to the goals of the economic reform at the time.

In 1982, the central government had 100 subordinating departments, which were cut down to 61 after the restructure. The 1998 restructure reduced the subordinating departments of the State Council from 40 to 29. The departments removed were mostly those directly governing the industries.

Admittedly, the governing structure of the administrative has been remarkably improved compared with that under the strict planned economy. But it obviously needs further reforms to better match the needs of the market economy.

There are 28 departments at the ministerial level under the central government, which is much more than those in a mature market economy. The Japanese government has 12 ministerial-level departments, the United States 15, and Britain, 17.

Sin embargo, como destaca Fengchun en IPSnews, que nadie se equivoque, esto no es una reforma para la democratización ni la lucha contra la corrupción, es en la lucha entre los diferentes órganos y agencias del Estado frente a la iniciativa privada, así como entre el Estado Central y las provincias. Es un intento de reforzar el gobierno central frente a otros actores políticos:

“An administrative reform has nothing to do with a comprehensive political reform,” says Yang Fengchun, a political scientist with Beijing University. “If the goal is to make low-level officials more accountable to their upper ranks and not to the public, then we are not talking about any change in the political system”.

El The Guardian también tiene un magnífico analisis sobre la reforma y como complementa muy bien este artículo en Forbes, queda mucho por hacer:

Power has not yet been separated into legislative, executive and supervisory branches, and many departments still have the authority to set their own budgets, he said.

‘The budgetary functions (of existing ministries) should be unified to form a new budgetary system, a budget office run by the State Council or under the direct responsibility of the president or premier,’ he added.

A mi parecer tiene la pinta de una reforma necesaria para que el gobierno central no se le continue escapando tantas cosas de las manos, y en este sentido podría ser positivo, y significar el primer paso hacia políticas económicas más de “izquierdas”, serias y activas por parte del gobierno para reducir el crecimiento económico, repartir la riqueza, etc. Sin embargo, esto va encontrar la oposición de las empresas (tanto publico como privadas), del capital extranjero, de ciertos gobiernos regionales, etc. Y deberíamos preguntarnos si una mayor eficiencia del gobierno es lo que necesita China, especialmente teniendo en cuenta el papel de liderazgo reformista que han tenido y siguen teniendo las elites locales y provinciales.

Otra característica es que parece que intenta acercar industria i telecomunicaciones, en un plan para potenciar la terciarización de la economía, por ahora tan basada en las manufacturas. Y también parece que podría priorizar el medioambiente con la creación de un nuevo ministerio, pero no quedan claras cuales van a ser sus atribuciones. Algunos analistas hechan en falta un ministerio de Energia, que al final no ha cuajado, pues parece que continuará la fragmentación en este sentido y que la NDCR continuará dirigiendo en los aspectos macro pero renunciará a los micro.

Y no va a ser rápida. Como ya vimos en las anteriores reformas administrativas, seguramente se va a tardar años en implementar completamente la nueva organización.

Finalmente, destacar que no parece que la reforma vaya a significar más transparencia, sinó más bien más concentración de poder y por lo tanto serán necesarias mayores iniciativas de control sobre la corrupción. Así pues, el funcionamiento real de la burocracia china continuará siendo un super-misterio.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s